27.11.14
SHANGHAI
上海





La ciudad más poblada de China es moderna y cosmopolita.
Las pinceladas occidentales se dejan ver sin pudor en sus calles, sus rascacielos
 y sus habitantes, pero sin perder ni lo más mínimo el color asiático.
Las boutiques más epeciales conviven en perfecta armonía con fruterías y  puestos callejeros de comida.
La ropa colgada en las calles desconcierta a los turistas cuando pasean por lo barrios más acomodados. 
Las diferencias abismales se mezclan con un orden asombroso en las ruidosas calles. 
Así es la nueva China, llena de contrastes, rápida y sin descanso.